Buscar

diMinúscula

Hazte diMinúsculo para entrar por la puerta pequeña de su Gran Universo

Categoría

Trabajo Social

Origen de la Lengua de Signos (Siglos XVI, XVII, XVIII y XIX)

La Lengua de Signos es el medio por el cual la comunidad sorda se comunica, en cada país se emplea una lengua diferentes, los signos que se usan están ligados a la cultura propia de cada país. En España desde el año 2007 se reconoce a la Lengua de signos como el medio de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas (Ley 27/2007 de 23 de octubre)

Los antecedentes de lo que hoy conocemos como Lengua de Signos se encuentran en los monasterios, en esta época los monjes que hacían voto de silencio se comunicaban con signos manuales para así poder entenderse entre ellos.

Siglo XVI

Pedro Ponce de León (1513-1584) será el pionero en enseñar a los niños sordos un sistema de comunicación por medio de gestos. Anteriormente, se tenía la idea de que las personas sordomudas nunca podrían hablar ni tener ideas abstractas y morales, Ponce de León demostrará la falsedad de esta creencia al lograr manifestar por medio de los gestos que empleaban en su monasterio sus pensamientos. Los primeros alumnos que tendrá serán los hijos del marqués de Berlanga (Francisco y Pedro de Tovar), el resto de sus alumnos también fueron de hijos pertenecientes a la nobleza castellana y a la nobleza aragonesa; entre las creencias que se le adjudican a la labor del monje se encuentra que logró enseñar a hablar, leer y escribir a sus alumnos, no hay evidencias escritas por el propio monje que realmente sucediera, todo lo que se sabe es en relación a la tradición de la Orden Benedictina o escritos de personas contemporáneas. Una de las cosas que si se sabe es que su enseñanza se baso en el alfabeto manual, parecido al que se usa actualmente en el habla inglesa.

Imagen de "Educa Madrid"
Conjunto escultórico de Fray Pedro Ponce de León y Juan Pablo Bo. Imágen de “Educa Madrid”

Anterior a Ponce de León encontramos a Vicente de Santo Domingo, fraile jerónimo quien enseño al pintor Juan Ximénez Fernández de Navarrete (El Mudo), el fraile le enseño a leer, contar y a pronunciar palabras simples

Siglo XVII y XVIII

En el siglo XVII nos encontramos con Manuel Ramírez Carrión (1579-1654) instruir a los niños sordos para que puedan integrarse en la sociedad, se ganó la fama de hacer hablar a los sordomudos, les enseñaba a leer, escribir y conversar, su primer alumno fue un mudo oriundo de Hellín (pueblo natal de Ramírez Carrión), más adelante fue el maestro e intérprete del V marqués de Priego y de Montalbán.

Imagen de
Manos signando, imagen de “El rincón de Maryel”


En el siglo XVIII nos encontramos con la figura de Lorenzo Hervás y Panduro (1735-1809), sacerdote jesuita, quien publica un tratado “Escuela española de sordomudos o arte para enseñarles a escribir y hablar el idioma español”. Hervás estuvo en América como misionero y en 1769 debido a le expulsión de los jesuitas se exilia en Italia, dónde conoce la Escuela de Sordomudos. A lo largo de su exilio escribe numerosas obras dedicadas a la enseñanza (Enciclopedia Italiana Idea Dell’Universo), algunas de las cuales será dirigidas a la enseñanza de sordomudos, escribe dos tomos de en 1795 para la Escuela de Sordomudos, en ellos habla sobre la enseñanza de la escritura y del idioma español a los sordomudos y otra será un catecismo (1796) dirigido a los sordomudos, este último será traducido a la lengua francesa en el Siglo XIX 

Siglo XIX

En el siglo XIX nos encontramos con la publicación del diccionario de mímica y dactilología de Francisco Fernández Villabrille (1811-1864) que incluía 1500 signos de la Lengua de Signos Española (LSE) descritos para su correcta realización, esta publicación es de gran relevancia debido a que establece una estandarización de la LSE y se demuestra el carácter natural e histórico de la misma. Fernández Villabrille fue profesor de arte en el Real Colegio de Sordomudos y ciegos de Madrid desde 1836. En 1857 fundó la Escuela Normal de Maestros de Sordomudos y Ciegos de la que fue profesor y director hasta su fallecimiento en 1864.

Abecedario dactilológico. Imagen de “Mi rincón de maestra”

Es en este siglo donde comienza la institucionalización de la educación para el colectivo de las personas sordas, ciegas y sordociegas, también se empieza a producir la sistematización de la lengua de signos española, con el nacimiento de las escuelas se comienza a producir una interacción social y lingüistica entre los alumnos que llegan a las escuelas.

Anuncios

Derechos humanos

¿Qué son los Derechos Humanos? ¿Cuándo se empezó a hablar de ellos? ¿Para quienes son? ¿Los Derechos Humanos son iguales para todos? ¿Siempre han existido los mismos Derechos?

Cuando se habla de Derechos Humanos en seguida viene a la cabeza el Derecho a la Vida, Libertad, Vivienda, Educación,… la Declaración de los Derechos Humanos proclamada en 1948 por la Asamblea de las Naciones Unidas, recoge en total 30 Derechos entre los que se encuentran los ya mencionados.

derechos humanos 2

Antecedentes

Descubrimiento de América: ¿Quién tiene la condición de Ciudadano?

Habrá quien piense que no es hasta después de la Segunda Guerra Mundial que se empieza a hablar de Derechos Humanos, pero es mucho antes cuando se habla por primera vez de los Derechos del Ciudadano. Tras el Descubrimiento de América en 1942, se empieza a hablar de si los indígenas tienen derechos o no y por tanto se empieza a hablar de si los indígenas tienen la condición de ciudadanos o no, pues sólo aquellos que son considerados como ciudadanos (aquellos que son libres y por tanto no son ni esclavos ni siervos) tiene Derechos, la Escuela de Salamanca por medio de Francisco de Vitoria a mediados del siglo XVI es la primera en reconocer el derecho a ser ciudadanos de los indígenas y por tanto les reconoce el derecho a la libertad, igualdad y propiedad.

Revolución Francesa

En 1789 se vuelve a hablar de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, la Revolución Francesa no sólo implicó la abolición de la monarquía en Francia sino que también tuvo un efecto transformador en la forma de pensar de la sociedad europea: Libertad, Igualdad y Fraternidad son los principios básicos de la nueva Francia, que poco a poco se irán extendiendo por toda Europa.

Hasta el momento se habla de que los únicos que tienen Derechos son los Ciudadanos, lo cuales son aquellos que son libres: ni el esclavo, ni la mujer, ni los niños tienen Derechos, es algo que sólo tienen los hombres libres.

Abolición esclavitud. La mujer como parte activa de la sociedad.

A lo largo del Siglo XIX se va a aboliendo poco a poco la esclavitud en los países europeos y americanos: España en 1817, Cuba 1880; en países de África y Asia fue abolida a lo largo del siglo XX: Afganistán en 1923, Nepal 1926… el último país donde fue abolida fue en Mauritania en 1980.

Algo importante para entender quien es Ciudadano y quien tiene derechos es conocer quien tiene Derecho al Voto, al principio solo los ricos tenían este derecho y con el paso de los años el sufragio pasa a ser masculino (Francia y Alemania en 1871, España 1890,…)

También es importante ver como poco a poco se empieza a dar a las mujeres la condición de Ciudadano, con los mismos Derechos y Obligaciones que los hombres, dejan de estar en un segundo plano al cuidado del hogar a formar parte activa de la sociedad, las mujeres podrán trabajar y votar (Francia 1919, Alemania 1944, España 1933,…).

manos

Declaracion Universal de los Derechos Humanos

Segunda Guerra Mundial. Fundación de la ONU

En el año 1942, durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) veintiséis países liderados por Estados Unidos se comprometieron para seguir luchando contra las Potencias del Eje (Alemania, Japón e Italia junto con sus colonias y otros países afines), a esta unión la denominaron Naciones Unidas y es el germen de lo que hoy conocemos como ONU. Es ya una vez terminada la Segunda Guerra Mundial cuando 50 Naciones de todo el mundo se reúnen para firmar la Carta de las Naciones Unidas y nace la ONU, un 25 de Octubre de 1945.

No serás hasta tres años después en diciembre de 1948 cuando la Declaración de Derechos Humanos sea proclamada.

Derechos de primera, segunda, tercera y cuarta generación

Actualmente podemos hablar de cuatro generaciones de derechos:

  1. Derechos Civiles y Políticos, cuyo fin es la Libertad, aceptados entre los siglos XVIII y XIX:
    • Derechos Civiles: Vida, libertad, propiedad, seguridad, …
    • Derechos Políticos: voto, asociación, reunión, …
  2. Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que buscan garantizar el acceso a unas condiciones de vida dignas y son aceptados entre los siglos XIX y XX: trabajo, vivienda digna, salud, educación,…
  3. Derechos de Justicia, Paz y Solidaridad, que son para promover las relaciones pacíficas y constructivas, aceptados entre los siglos XX y XXI: medio ambiente limpio, paz, solidaridad.
  4. En los últimos años se empieza a habla de los Derechos Tecnológicos, con el avance de las nuevas tecnologías y el acceso a la información a través de Internet empezamos a hablar de este tipo de Derechos en el Siglo XXI.

generaciones.jpg

Conclusiones

Los Derechos Humanos han ido evolucionado desde el siglo XV, primero siendo sólo para aquellos que tenían la condición de ciudadano, la cual se ha ido ampliando a lo largo de los años, pasando de ser considerados sólo unos pocos a serlo todas las personas del planeta, pasado de hablar de Derechos del Ciudadano a hablar de Derechos de Hombre.

Según va avanzando la vida en el planeta, los Derechos van evolucionando, tratando de estar al mismo nivel que la evolución del Ser Humano. Debido a la evolución de los diferentes países y de las culturas, podemos decir que dependiendo de en que parte del planeta se viva habrá unos Derechos más importantes que otros, no necesariamente en el mismo orden. Para saber en que situación se encuentran los Derechos Humanos en un determinado país, podéis acceder a través de este enlace.

Ante cualquier violación de los Derechos Humanos que vienen reflejados en la Declaración Universal, se debe acudir a las fuerzas de seguridad y al Alto Comisionado de los Derechos Humanos quienes son los encargados de proteger y promover los Derechos Humanos

Derechos Humanos

 

Salidas profesionales del Trabajo Social

1.  Introducción

El presente ensayo es un trabajo para la asignatura Organización, Gestión y Planificación de los Servicios Sociales, en él se abordará el tema de las salidas profesionales en Trabajo Social por medio de los textos propuestos por la profesora de la asignatura y por otros encontrados por la alumna.

El tema escogido ha sido las salidas profesionales debido al futuro próximo de los y las estudiantes de Trabajo Social, quienes dentro de año y medio terminaremos la carrera y con nosotros y nosotras terminaran aproximadamente 300 estudiantes más de esta universidad, más los de La Salle y los de la Pontificia de Comillas, más de 400 nuevos graduados y graduadas en Trabajo Social en la Comunidad de Madrid, lo que implica que habrá 400 personas más luchando por un puesto de trabajo tanto en el ámbito público como en el privado.

Las salidas profesionales pueden ser muy variadas como se detalla a continuación. El sueño de muchos es trabajar de funcionarios o funcionarias, es decir tener un puesto fijo y un sueldo hasta la jubilación, y al haber tantos nuevos graduados/as y los/as antiguos/as diplomados/as se abre una imposibilidad en muchos casos de trabajar en el sector público. Ante esto se abren tres perspectivas: a) seguir formándose, es decir, realizar un máster de especialización que son cada vez más costosos; b) probar suerte en el ámbito privado, buscando trabajo en Organizaciones No Gubernamentales (ONG) u otras empresas del tercer sector y c) la última posibilidad es el emprendimiento, crear su propia asociación o fundación en la cual poder desarrollarse profesionalmente.

También en el presente ensayo se abordará el tema del Estado de Bienestar, qué es lo que llamamos Estado de Bienestar y lo que implica que este desaparezca.

2.  El Estado de Bienestar

Antes de decidir a qué nos queremos dedicar debemos reflexionar sobre cómo las medidas económicas de los últimos años están afectando negativamente al sector social en España y Europa, que está siendo el más castigado con las políticas de recortes y de control de gastos. En el texto de Zamanillo (2008) se nos habla de cómo la economía neoliberal imperante en la mayor parte los países del primer mundo está eliminando los sistemas de protección social que dieron origen al Estado de Bienestar.

Antes de seguir debemos preguntarnos: ¿Qué es el Estado de Bienestar?

Pedro Fernández Sánchez (2014) en un artículo al diario expansión nos da una definición sobre lo que es el Estado de Bienestar, y de cómo la aparición del Estado de Bienestar en los países occidentales supuso para los gobiernos la búsqueda de actividades cuyas finalidades fuesen de origen social, las actividades desarrolladas por la Seguridad Social serán las que se detallan a continuación:

  • Cuidados sanitarios, siendo la sanidad de carácter universal y gratuito.
  • Educación: acceso a la educación pública de todos/as los/as ciudadanos/as.
  • Subsidios de desempleo y jubilación.
  • Y por último acceso a la vivienda a todos/as los/as ciudadanos/as.

El comienzo de la crisis económica en el año 2008 en la era Zapatero, supuso el principio del declive del Estado de Bienestar, y las medidas de austeridad del gobierno socialista unidas a las políticas de recortes que se han dado durante la primera legislatura de Mariano Rajoy (2011-2015), están suponiendo la desaparición del Estado de Bienestar en España, lo que implica la desaparición del sector público impulsando la iniciativa privada que será quien tome el mando en la acción social. Esto supone que se puedan dar dos situaciones: 1) que la iniciativa privada complemente las iniciativas públicas, y 2) que las iniciativas privadas sustituyan a lo público y cuando se esta última situación se produzca el Estado se quedará a un lado para dejar avanzar al Tercer Sector quedando el Estado como un supervisor de las acciones que éste lleve a cabo (De la Fuente, 2012).

Al estar siendo desmantelado lo público se están produciendo grandes desigualdades entre los/as habitantes de cada país siendo cada vez más holgada la diferencia entre las clases más altas y las bajas, llegando a desaparecer la clase media, estamos ante una nueva sociedad polarizada de “ricos y pobres”. En lugar de dar prioridad al sector público y social lo que ese está haciendo es favorecer a las empresas, de tal forma que lo que se busca es favorecer la economía del mercado y las empresas privadas y por tanto se deja de lado al resto.

La desigualdad que se da también afecta al género, siendo las más afectadas las mujeres frente a los hombres, según el informe de Oxford Committee for Famine Relief (OXFAM, 2016) en los países donde se produce mayor desigualdad la brecha salarial entre hombres y mujeres es mayor y también hay un desigual acceso a los servicios sanitarios, educación, acceso al trabajo y representación en las actividades públicas.

En el informe de OXFAM (2016) para España se nos habla cómo desde el inicio de la crisis económica, cerca de medio millón de personas han caído o están en riesgo de exclusión social o ya están dentro de esa exclusión.

Frente a todos esto los trabajadores y las trabajadoras sociales no debemos quedarnos observando que sucede y esperar a que la situación mejore, debemos ser elementos de cambio, denuncia e iniciativa. Por ello al plantearnos a que nos queremos dedicar debemos tener en cuenta estos factores y otros tantos más. En el informe de OXFAM (2016) nos hacen un llamamiento: “La desigualdad no es inevitable, pero quienes tengan la capacidad de cambiar las cosas deben marcarse objetivos claros.”

A lo largo de los siguientes puntos hablaremos sobre cuál puede ser el papel de trabajador y trabajadora social como elemento del cambio que reclama la situación económica y social actualmente en España.

3.  El emprendimiento

Si la salida profesional que buscamos es crear nuestra propia empresa, es decir si lo que buscamos es el emprendimiento primero debemos plantearnos cuál es nuestra meta, a qué sector queremos acceder, como dice Fantova (2005, pp 22) hay diversos tipos de intervenciones “de tipo sociosanitario, socio educativo, sociolaboral o sociocultural”, una vez definido el sector también debemos tener en cuenta en qué colectivo vamos a querer centrar nuestra atención: menores, mujeres, jóvenes, parados, mayores de 65,… Pongamos por ejemplo que nuestro objetivo es crear un proyecto cuyo objetivo es potenciar la educación y evitar el fracaso escolar y en ella atenderemos a menores de entre 6 y 12 años de edad (Educación Primaria). Quienes estamos al frente de este proyecto somos tres profesionales: un/a psicólogo/a, un/a maestro/a y el/la trabajador/a social.

Una vez que hemos decidido a que nos queremos dedicar, debemos tener claro cuál es la misión de este proyecto, por qué queremos hacer este proyecto y no otro. En el texto de Giménez (1997) nos dice que las organizaciones de Servicios sociales “se diseñan y crean con la misión de cambiar las situaciones de las personas que son atendidas mediante la definición de objetivos generales y estratégicos. […] cuyo contenido va a implicar componentes ideológicos y políticos”. En nuestro caso tenemos clara nuestra misión, como hemos dicho más arriba, queremos potenciar la educación y evitar el fracaso escolar entre menores de Primaria.

Esta misión es uno de nuestros objetivos generales, pero, ¿nos dedicaremos a evitar el fracaso escolar en toda España, Madrid? Hay que intentar acotar, delimitar nuestra zona de actuación a una zona donde nuestros recursos puedan ser aprovechados por la gente, también debemos mirar si hay otras organizaciones que trabajan en ese sector por la zona, cuál va a ser nuestra estrategia: dar clases de apoyo escolar, charlas, intervención con menores y familias, …Si tenemos bien definida la población y zona podremos plantear mejor los objetivos generales y específicos que nos marquemos y el tiempo de consecución de los mismos.

Una vez marcados los objetivos también debemos marcar los indicadores que nos dirán que estamos consiguiendo dichos objetivos de esta forma podremos observar nuestra eficacia, es decir, “grado de consecución de objetivos” y nuestra eficiencia, “consecución de los objetivos con los resultados adecuados y los menores costes posibles” (Giménez, 1997).

Una vez que tenemos marcados objetivos, misión y ámbito poblacional al que nos dirigiremos debemos decir cómo nos vamos a constituir. El carácter de nuestro proyecto será sin ánimo de lucro y pertenecerá al Tercer Sector, las características que definen a este sector son las siguientes: 1) surge desde la asociación de personas para realizar una actividad, 2) su objetivo es la consecución de un interés colectivo o general y 3) destina parte o todos sus bienes a fondos de reserva colectivos (Faura, 2003).

Por el carácter de nuestra organización hemos decidido constituirnos como Asociación, debido a que la forma de éstas se asemeja más a lo que queremos hacer. Las Asociaciones deben ser constituidas siguiendo los requisitos que se detallan a continuación (Flores, Barroso y Castro, 2011):

  • Se da un acuerdo de tres o más personas físicas o jurídicas que se comprometen a poner en común conocimientos, medios y actividades para conseguir unas finalidades lícitas, comunes.
  • No tendrán fin de lucro y no estarán sometidas ni a partidos políticos, comunidades religiosas, etc.
  • La asociación se formalizará mediante un acta fundacional.
  • Las asociaciones deben realizar aquellas actividades que resulten necesarias para el cumplimiento de sus fines”.

Una vez constituidos como Asociación el siguiente paso es publicitarnos, darnos a conocer. Si las personas que viven donde vamos a trabajar no saben de la existencia de nuestro proyecto, este no se pondrá en marcha. Por ello debemos decidir cuál es la mejor forma a darnos a conocer: colocando carteles, boca a boca, redes sociales, etc.

Una vez conseguidos nuestros primeros/as usuarios y usuarias debemos empezar a trabajar en la consecución de nuestros objetivos. Nuestra asociación empieza siendo algo pequeño como en “La historia de Juana” (Fantova, 2005 pp  28-30) y dependerá de nuestros esfuerzos el continuar con nuestra labor o el dejarla para que otras empresas tomen el mando.

Con el ejemplo que se ha puesto se han podido ver cuáles son los pasos a seguir si nuestro objetivo es el emprendimiento, actualmente el gobierno está proporcionando ayudas a los/as emprendedores/as, si quisiéramos empezar con nuestra empresa deberíamos informarnos sobre las leyes de emprendimiento y las ayudas con las que nos podemos beneficiar.

4.  Trabajar en un centro de Servicios Sociales

En el texto de Giménez (1997) se nos habla de la dirección de un centro de Servicios Sociales tanto público o como privado como posible salida profesional. En este texto también nos cuentan cuáles son las características de estos centros y cuáles son los perfiles y las formas de trabajo que se deben dar en los mismos.

La labor que tienen los y las directores y directoras de estos centros son de supervisión y coordinación de todas las actividades, de los proyectos y los resultados que se han podido obtener durante el desarrollo de la actividad en el centro, también deben de supervisar la consecución de los objetivos que se plantearon, las técnicas utilizadas por los diferentes profesionales y si los resultados obtenidos eran los esperados o no.

Todos los profesionales y las profesionales que trabajan en los centros de Servicios Sociales deben trabajar en equipo. Sino trabajasen en equipo la intervención que hagan no sería igual de efectiva. Si no se persiguen los mismos objetivos, cada profesional tiraría hacia la consecución de los suyos, pudiendo poner trabas en la consecución de los objetivos de otros compañeros y compañeras.

El director o la directora del centro debe asegurarse de que se haga este trabajo en equipo, puesto que de esta manera se optimizarán los recursos personales del centro y se producirá una mayor eficiencia de los y las profesionales, del mismo modo debe de hacer esto con el resto de recursos, es decir, con los económicos y materiales, deberá tratar de minimizar los costes y maximizar los resultados sin perder la calidad del centro haciendo que éste sea eficaz y eficiente. (Giménez, 1997)

Al trabajar dentro de un centro de Servicios Sociales públicos debemos regirnos según las normas del Ayuntamiento en el que estemos, dependiendo del Ayuntamiento habrá una serie de ayudas u otras y los requisitos para concederlas aun siendo similares no serán los mismos. Incluso dentro de una ciudad como puede ser Madrid, la atención que se dé a los usuarios y usuarias no será la misma en todos los centros, en el centro de Servicios Sociales del barrio de Palacio no hay las mismas necesidades que en el de San Cristóbal, al ser la población atendida muy diferente tanto por edad como por nivel socio-económico.

Si por el contrario, trabajamos en un centro privado, debemos regirnos según las normas de la entidad para la que trabajemos, y dependiendo de a lo que se dedique la organización tendremos que trabajar de una forma u otra.

  1. Cooperación Internacional

El ámbito geográfico donde podemos trabajar va más allá de las fronteras de nuestro país, la cooperación internacional también puede ser una salida profesional. Son muchas las empresas que tienen proyectos de cooperación en países en desarrollo, las empresas pueden llevar recursos materiales, económicos o personales a países con el fin de mejorar la economía o la calidad de vida de un país en desarrollo. Un ejemplo de empresas españolas que tienen proyectos de cooperación internacional son los clubes de fútbol como el Real Madrid que a través de su fundación promueven el deporte.

También se puede trabajar en cooperación internacional a través de asociaciones como Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Cáritas o Cruz Roja que tienen proyectos en diferentes países.

  1. Conclusiones

Independientemente de donde se trabaje, sector público o privado o creando una empresa propia, nuestra capacidad evaluadora debe ser grande, como trabajadores y trabajadoras sociales manejaremos una gran cantidad de información y debemos tener claro cuál es la forma de verificar la consecución de objetivos no solo de nuestros usuarios, sino nuestra y del sitio en el que trabajemos.

Al terminar la carrera de Trabajo Social, tendremos muchas nociones teóricas sobre cómo debe realizarse una intervención y dependiendo del sitio de prácticas tendremos una experiencia u otra de cómo trabajar con las personas, si realizamos las prácticas en el Ayuntamiento tendremos una experiencia totalmente distinta a si realizamos las prácticas en Cáritas, en un centro de ayuda familiar o en un hospital.

Al terminar la carrera hay muchos y muchas estudiantes que dicen no sentirse preparados y preparadas para empezar a ejercer como trabajadores y trabajadoras sociales, la poca experiencia práctica provoca que se sientan inseguros e inseguras de realizar una intervención social, es por ello que algunos y algunas profesores y profesoras a lo largo de la carrera han puesto hincapié en que se realice algún tipo de voluntariado donde se pueda adquirir experiencia para que una vez acabada la carrera el nuevo o la nueva trabajador o trabajadora social se sienta más seguro o segura para empezar a trabajar.

Como cada vez se habla más del emprendimiento son muchos los que se plantean empezar una empresa social, pero, como se ha dicho el emprender no es algo sencillo y hay que tener claro muchas cosas (ámbito poblacional, zona geográfica, objetivos) para poder empezar con una asociación.

Frente a la crisis del Estado de Bienestar del que también hemos hablado más arriba debemos movilizarnos y ser capaz de movilizar a los demás y esta movilización la podemos conseguir tanto como trabajadores o trabajadoras sociales del ámbito público, privado o con nuestra propia empresa.

Si queremos trabajar dentro del sector de la cooperación internacional debemos de estudiar idiomas para poder hablar con fluidez en países no hispanohablantes y así no tener que depender de una persona que nos traduzca.

También tenemos que estar abiertos a los diferentes trabajos que se nos puedan ofrecer, ya que no sólo hay trabajadores y trabajadoras sociales en ONG y el sector público. Hay empresas del sector privado que también cuentan en sus plantillas con este perfil. Incluso en algunos colegios o universidades privadas cuya meta es ofrecer una imagen solidaria, cuentan con trabajadores y trabajadoras sociales entre su personal para que dirijan el voluntariado de los alumnos y alumnas de la institución.

Independientemente de donde queramos trabajar y a qué nos queramos dedicar debemos tener claro citando una vez el informe de OXFAM (2016) que: “La desigualdad no es inevitable, pero quienes tengan la capacidad de cambiar las cosas deben marcarse objetivos claros.” Por ello debemos de marcar nuestros objetivos, debemos reflexionar y ver hasta dónde queremos llegar.

Bibliografía

  • De la Fuente, Y. y Martín, C. (2012). Los servicios sociales y sus nuevas respuestas a la juventud. Revista de Estudios de Juventud, 97, 109-122.
  • Fantova, F. (2005). Gestión de las organizaciones que hacen intervención social. En F. Fantova, Manual para la gestión de la intervención social. Políticas, organizaciones y sistemas para la acción. (pp. 21-47). Madrid: CCS.
  • Faura, I. (2003). Reflexiones sobre la Economía Social y el Tercer Sector. En VV.AA. La Economía Social y el Tercer Sector. España y el entorno europeo (pp. 1- 9). Madrid: Escuela Libre Editorial. Colección Solidaridad 17. Fundación ONCE.

Fernández Sánchez, P. (2014) “Lo esencial sobre Estado de Bienestar”. Diario Expansión. Recuperado en: http://www.expansion.com/diccionario-economico/estado-de-bienestar.  [2016, 28 Diciembre]

  • Flores, D., Barroso, M. O y Castro, N. J. (2011). Unidad Didáctica IV. La Economía social en España: Caracterización y formas jurídicas. Dentro del Curso Economía Solidaria y Globalización de la Universidad Internacional de Andalucía. Recuperado en:

http://ocw.unia.es/ciencias-economicas/economia-solidaria-yglobalizacion/unidad-4.-la-economia-social-en-espana  [2016, 28 Diciembre]

  • Giménez, V. (1997). El trabajador social en la dirección de un centro de Servicios Sociales. Revista Alternativas. Cuadernos de Trabajo Social, 5, 259-280.
  • Hardoon, D, Ayele, S y Fuentes-Nieva R. (2016). Una economía al servicio del 1%. OXFAM. Recuperado en:

https://www.oxfam.org/sites/www.oxfam.org/files/file_attachments/bp210-economy-one-percent-tax-havens-180116-es_0.pdf  [2016, 18 de diciembre]

  • Ruiz, S. y Alba, M. (2016). Una economía al servicio del 1%. La situación en España. OXFAM Recuperado en:

https://oxfamintermon.s3.amazonaws.com/sites/default/files/documentos/files/economia-para-minoria-anexo-espana_0.pdf [2016, 18 de diciembre]

  • Zamanillo, T. (2008). Las Organizaciones. En T. Zamanillo, Trabajo social con grupos y pedagogía ciudadana. (pp. 249-272). Madrid: Síntesis.

Proyecto de investigación (Construcción del objeto de estudio)

Una vez que ya hemos encontrado los antecedentes del tema que vamos a investigar, debemos delimitar el objeto de estudio, para ello debemos mirar estos tres ámbitos:

  1. Ámbito temático: tratar de abarcar una materia en su totalidad puede ser muy complejo por lo que debemos delimitar la temática del estudio de forma que sólo investiguemos aquello que nos interese conocer.
  2. Ámbito poblacional: también se debe delimitar la población sobre la que se hará el estudio: mujeres, hombres, niños, edades, …
  3. Ámbito geográfico / localización: también se debe especificar la zona en la que se hará el estudio: calle, barrio, ciudad, país, …

Objetivos generales y específicos

Una vez delimitado el objeto de estudio debemos marcarnos los objetivos que queremos conseguir con nuestra investigación, estos objetivos vendrán dados de las preguntas que nos hagamos antes de la investigación.

Tenemos que distinguir entre objetivos generales y específicos. El objetivo general es el principal y los objetivos específicos son aquellos que están relacionados con el objetivo general, el objetivo general se desgrana en pequeños objetivos. Los objetivos deben ser realistas, concretos, útiles, claros y pertinentes. Se han de formular en infinitivo o en forma de pregunta. A la hora de ordenar los objetivos debemos hacerlo del más general al más específico y también se pueden ordenar siguiendo estos criterios:

  • Temático.
  • Ecológico.
  • Temporal.
  • Sectorial.
  • Circunstancial.

Hipótesis

Las Hipótesis son respuestas probables a las preguntas que el investigador se formula, ante un conocimiento previo, para su posterior contrastación empírica.

 

Nuevas formas de desigualdad

1.  Introducción

Actualmente vivimos en un mundo que está diseñado para crear desigualdades, no fue diseñado para crearlas pero las crea, las personas que no se adaptan a nuestra forma de entender la sociedad pasan por dos estados: el primero riesgo de exclusión social y el segundo exclusión social.

Al hablar de desigualdad, se piensa sólo en desigualdad económica pero existen muchos más matices que provocan la desigualdad a parte del capital económico el cual supone un gran peso en la balanza de la desigualdad pero no es el único. También se crea desigualdad por falta de capital cultural, económico, social, simbólico  (falta de reconocimiento, prestigio y honor) y capital político. Cuando hablamos de desigualdad hablamos de las diferencias  existentes “que sitúan a los miembros de una sociedad en situaciones radicalmente diferentes en cuanto a sus expectativas o posibilidades de elegir y llevar adelante sus sueños y aspiraciones.” (Macionis y Plummer, 2011)

Cuando hablamos de exclusión social nos referimos al “proceso por el cual a ciertos individuos y grupos se les impide sistemáticamente el acceso a posiciones que les permitirían una subsistencia autónoma dentro de los niveles sociales determinados por las instituciones y valores en un contexto dado”, (Castells, 1996). Actualmente en Madrid hay dos espacios de exclusión existentes y que si no salen en las noticias nos pasan desapercibidos, las zonas de exclusión que hay en Madrid son las cárceles y la Cañada Real.

A lo largo del trabajo hablaremos sobre cómo estos espacios influyen en la exclusión social y en las diferentes formas en las que los habitantes de Madrid pueden acabar en exclusión social, de esta forma los drogodependientes, las personas sin hogar, mujeres en riesgo social (aquellas que estando embarazadas o teniendo hijos no tienen redes de apoyo) y las personas con problemas de salud mental junto con las personas que viven en las zonas excluidas tienen mayores dificultades para acceder a puestos de trabajo, vivienda, estudios, … lo que provoca que no encuentren un hueco en la sociedad globalizada y moderna en la que vivimos.

Según recoge la Memoria Institucional de Cáritas Diocesana de Madrid, se atendieron durante el año 2015, 3.475 personas en los nueve proyectos que tiene en su plan de atención a las personas en situación de exclusión social.

Las personas que se encuentran en riesgo de exclusión social son menores cuyos padres pasan mucho tiempo fuera de casa y por tanto los menores pasan mucho tiempo solos en sus casas, los jóvenes que debido al entorno en el que viven pueden acabar en situaciones excluyentes (como puede ser la drogadicción), los adultos que no han tenido acceso a la educación y en una sociedad cada vez más envejecida las personas mayores que carecen de redes de apoyo sociales y familiares o cuyas redes de apoyo no tienen los recursos para ocuparse de sus mayores.

2.  Desarrollo

La falta de oportunidad en la educación es un factor determinante que sirve para perpetuar los estatus sociales de las personas dentro de una sociedad.  Las familias pertenecientes a las clases privilegiadas ven en la educación un capital muy importante que explotar y que valorar. Por ello los hijos de estas clases privilegiadas acuden a colegios y universidades donde sólo asisten personas de su mismo estatus lo que provoca que desde pequeños ya generen las redes de apoyo que en un futuro utilizarán en su vida laboral y social. Y sólo aquellos que tienen un nivel intelectual y cultural elevado pero que carecen de recursos económicos son invitados por medio de becas a las instituciones escolares y universitarias con mayor prestigio.

Debido a esta separación podemos hablar del Demonio de Maxwell, según el cual se apartan las partículas de agua caliente del resto calentándolas aún más y dejando a las otras fuera para que se enfríen. A aquellos que más oportunidades tienen se les junta y se les separa del resto dándoles cada vez más oportunidades y dejando a los demás con ofertas menos importantes. En los colegios privados se crean pequeños grupos sociales de élite donde se les dan oportunidades que de otro modo no tendrían. Mientras que en los colegios públicos, debido a pequeños fallos, alumnos que si se les diesen las mismas oportunidades que a las clases más altas brillarían se quedan en una zona con menos luz y por tanto no pueden desarrollar todo su potencial.

Cuando se busca trabajo cada vez piden un  nivel mayor de estudios universitarios de grado o master. Los cuales cada vez son menos accesibles a las clases medias, el elevado coste de los estudios impide acceder a este capital intelectual lo que provoca que tengan menos oportunidades de encontrar trabajo en profesiones que requieren alta cualificación. Ya no importa quién es Duque o Conde, ahora lo que importa es que título universitario se tiene y de que universidad es. Actualmente se intenta potenciar la educación profesional, para aquellas personas que desean formarse y poder tener una profesión.

Las personas que pertenecen a las zonas excluidas tienen grandes dificultades para conseguir empleo, aquellos que han salido de la cárcel salen con un estigma social que en muchos casos tiene como resultado su no contratación, del mismo modo sucede con aquellas personas que viven en la Cañada Real y otras zonas excluidas.

Tampoco debemos olvidar a las personas sin hogar, no tienen acceso a una vivienda y por tanto no tienen acceso a muchos factores que son determinantes en la búsqueda de empleo (higiene, internet). Desde el Samur Social y los diferentes albergues se trata de ayudar a estas personas para que tengan un sitio donde dormir y un sitio en el que se trabaje la salida de la calle pero, con la crisis actual y el drama  de los desahucios cada vez hay más gente que vive en situación de calle. Y no solo tienen falta de capital económico sino que carecen de capital social.

Pongo por ejemplo a un usuario que atendí en el lugar donde realizo voluntariado, debido a una crisis en el sector que trabajaba fue despedido y cuando se le acabo el subsidio por desempleo no pudo hacer frente al pago de la hipoteca y le desahuciaron, estuvo viviendo en la calle hasta que consiguió una ayuda para desempleados de 400 y logró alquilar una habitación, la ayuda se le ha acabado y dentro de pocos días debe abandonar la habitación en la que está y la única alternativa debido a la falta de redes sociales es o la vuelta a la calle o un albergue. El salir de la calle una vez es difícil y una segunda vez lo es aún más porque tras todas las desgracias sufridas no le quedan fuerzas, lo único que nos queda es acompañarle en el proceso de búsqueda de albergue y que desde ahí realicen un trabajo más amplio dotándole de energías renovadas para salir de la situación en la que está.

Muchas veces la desigualdad se produce no por la falta de capacidad de las personas sino por la falta de recursos y no solamente el recurso educativo o económico que ya he mencionado sino que también interviene la forma en la que usamos estas capacidades y si sabemos explotarlas de la forma correcta.

Una persona no sólo es pobre por falta de ingresos o por tener unos ingresos bajos, hay familias que pese a tener un sueldo medio con el que podrían vivir cómodamente no pueden hacerlo debido a necesidades especiales de la familia, en familias donde uno de los miembros sufre algún tipo de enfermedad discapacitante se necesitan más recursos económicos para poder cubrir las necesidades de la familia y pese a contar con ayudas del estado no pueden vivir de una forma cómoda y pueden llegar a pasar por momentos de necesidad.

Desde la crisis económica la búsqueda de ingresos y por tanto de empleo lleva a personas a aceptar trabajos donde les explotan, realizan trabajos muy duros o de muchas horas y el sueldo que perciben es bajo pero, la necesidad les hace aceptar estos trabajos, es en estos casos donde se habla de una sobreexplotación de los trabajadores.

Y, no solo debemos hablar de la explotación laboral, sino que también hay una gran inseguridad en los puestos de trabajo, cada vez se firman menos contratos indefinidos. Los contratos que más se ven actualmente son por obra y servicio (sobre todo en periodos vacacionales), media jornada,… cada vez hay una mayor precariedad en el mercado laboral. Las políticas laborales son insuficientes para solucionar la crisis de empleo que existe en España, y con las leyes en materia laboral de los últimos años en lugar de beneficiar a los trabajadores se beneficia a los empresarios.

Cuando el trabajo que existe no cubre las necesidades hay personas que recurren a otros medios por los cuales conseguir el dinero necesario para mantener a su familia. Es en este momento donde aparecen las formas delictivas de conseguir dinero ya sea por tráfico de drogas, personas o armas. Actualmente hay un mercado de esclavos moderno donde se trafica con personas que han sido engañadas pensando que ayudarían a sus familias y en lugar de tener un trabajo  digno acaban en redes de prostitución de las que es difícil salir. Del mismo modo hay personas que arriesgan su vida haciendo de mulas para poder pasar drogas en los aeropuertos con el único fin de conseguir dinero para alimentar a sus hijos.

Para que no se produzcan estos hechos se hacen leyes de inserción donde se práctica la discriminación positiva para favorecer la contratación de determinados grupos, de este modo en los cargos directivos de las empresas públicas debe haber el mismo número de mujeres que de hombres de forma que se favorece la contratación de la mujer. No sólo se da discriminación positiva con mujeres en el mercado laboral sino que las empresas obtienen beneficios por la contratación de personas con discapacidad o desempleados de larga duración.

Las economías de las sociedades occidentales han ido transformándose a lo largo del siglo XX, a principios de siglo la economía estaba basada en el sector primario el cual dejó paso al sector secundario o industrial y tras vivir en una época de sociedades postagrícolas nos encontramos con una sociedad postindustrial donde la economía se fundamenta en el sector servicios el cual se haya en crisis. El basar gran parte de la economía en un único sector provoca el desplome de toda la economía cuando el sector se hunde, de este modo la economía española se hundió cuando el mercado de la vivienda se vino abajo.

Toda la inseguridad que ha creado el mercado laboral ha acabado generando la aparición de una nueva clase que Guy Standing denomina el precariado. Esta nueva clase social hace referencia a la precariedad existente en el mercado laboral, la vivienda y de la protección social.

Cada vez hay más personas que están dentro del precariado y no sólo forman parte de él los países occidentales sino que también existe en las economías emergentes (América Latina). Por debajo de lo que denominamos precariado se encuentran las personas en riesgo de exclusión y los excluidos. Aquellas personas que se encuentran dentro del precariado carecen de alguna de las formas de seguridad relacionadas con el trabajo: Seguridad del mercado laboral, en el empleo, en el puesto de trabajo, en el trabajo, en la reproducción de habilidades, en los ingresos o en la representación.

3.  Conclusiones

Vivimos en una sociedad cada vez más fragmentada que tiende al individualismo y esto provoca que las personas en riesgo de exclusión o en situación de exclusión sean cada vez más vulnerables.

Pasar de un estado normalizado a un estado de exclusión es una situación que puede pasar a miles de familias, el empleo precario y el aumento del coste de la vivienda y de los productos básicos genera que la movilidad de un estado a otro sea posible en cualquier momento.

Las sociedades occidentales deben dejar de apartar la vista de la problemática que se da en el cuarto mundo. Que organizaciones como Cáritas o Cruz Roja trabajen por frenar la exclusión social no es suficiente, debe ser un esfuerzo conjunto del Estado, de las ONG, de las empresas y de los ciudadanos lo que lleve a frenar el cada vez más creciente número de personas que se encuentran en exclusión social.

La solución tampoco debe ser dar una ayuda económica y nada más sino que se debe trabajar con la persona para dotarla de las capacidades y recursos para salir de la zona de exclusión y volver a un estado normalizado.

Como hemos visto el permanecer a cierta zona es motivo de exclusión por eso se debe trabajar también la concienciación social para evitar hablar de las zonas excluidas como núcleos donde se de la violencia y las conductas delictivas, no todas las personas que viven en zonas excluyentes como puede ser la Cañada Real son unos delincuentes como en algunas ocasiones llegamos a pensar.

4.   Bibliografía

  • Amartya SEN, “Capacidades y recursos”, en La idea de la justicia, Madrid, Taurus, 2010: 283-310.
  • Guy STANDING, El precariado, una nueva clase social, Ed. Pasado y Presente, 2013, cap. 1
  • John J. MACIONIS y Ken PLUMMER, “Desigualdad y estratificación social” en Sociología 4ª Edición, Pearson Educación, 2011
  • Manuel CASTELLS, “La transformación del trabajo y el empleo: trabajadores en red, desempleados y trabajadores a tiempo flexible”, en La era de la información, vol. I La sociedad red, cap.4. Madrid, Alianza, 1997.
  • Manuel CASTELL, “El Cuarto Mundo: capitalismo informacional, pobreza y exclusión social” en La era de la información. Vol. 3. Fin de Milenio, Madrid, Alianza, 1997.
  • Memoria Institucional 2015, Cáritas Diocesana de Madrid (2016)
  • Pierre BOURDIEU, “El nuevo capital” en Razones prácticas, Barcelona, Anagrama, 1999, cap. 2
  • Roger CASTEL, La metamorfosis de la cuestión social, cap. VIII y Conclusiones, Barcelona, Paidós. 1995

Proyecto de investigación (Título y antecedentes)

Este cuatrimestre una de las asignaturas que tengo es “Métodos y técnicas de investigación” , en esta asignatura nos enseñan los pasos a seguir para realizar una investigación y debemos realizar una investigación como trabajo. (Esta asignatura es muy útil porque nos enseñan los pasos que seguiremos para realizar el TFG).

Dentro del proceso de toda investigación se distinguen tres fases: el proyecto de investigación, el trabajo de campo y el informe de investigación.

Dentro el proyecto de investigación lo primero que debemos hacer es buscar un tema a investigar. Una vez elegido el tema debemos poner nombre a nuestro trabajo, éste no debe ser excesivamente largo ni ambiguo, debe dar información clara sobre el tema que se va a investigar, la metodología (sólo si la forma de investigar es poco común o existen pocos trabajos siguiendo esta metodología).

A continuación en el proyecto que presentaremos habrá un primer apartado de antecedentes, donde estarán desarrollados los siguientes puntos:

  • Campo de estudio: ¿Qué es lo que se quiere estudiar? ¿Cuál es el tema elegido?
  • Definición de conceptos: se deben definir los conceptos fundamentales que se van a utilizar, para definirlos recurriremos a la RAE, a autores especializados y a instituciones reconocidas que trabajen sobre el tema escogido.
  • Contextualizar el trabajo: ámbito geográfico, relevancia existente del tema, datos históricos recientes, datos que ya existan, …
  • Marco teórico: qué dicen los autores sobre este tema, desde que aproximaciones teóricas se ha acordado la cuestión. En esta parte es muy importante citar correctamente en APA 6.
  • Marco legislativo: ¿Hay leyes sobre lo que se va a tratar? ¿cuáles son esas leyes?

Una vez realizada esta parte del proyecto se pasa a la siguiente que es la construcción del objeto de investigación.

El ejercicio de Pippi

Recientemente he hecho un curso sobre Terapia Sistémica Breve (modelo centrado en soluciones) del que en otra entrada os hablaré. En este curso, hicimos “el ejercicio de Pippi”, es un ejercicio que nos propuso la profesora de la siguiente forma:

  • Dividió la clase en dos grupos, no hacía falta movernos del sitio cada uno trabajaba individualmente.
  • A continuación nos repartió unas hojas las cuales no podíamos comentar con nadie, ni siquiera con los miembros de nuestro grupo.
  • Después leyó un capítulo del libro de Pippi Calzaslargas, el capítulo que leyó se titula: Pippi asiste a un té, a raíz de lo que se leía teníamos que completar las hojas.

Una vez leído el capítulo teníamos que comentar lo que habíamos puesto en las hojas en voz alta, primero lo compartió un grupo y a continuación el siguiente.

Los resultados de los dos grupos pese a ser el mismo textos fueron completamente diferentes, esto se debe a que un grupo debía buscar: recursos, fortalezas e intenciones positivas de Pippi; y el otro grupo tenía que buscar: problemas, limitaciones o trastornos que padece Pippi.

A los que nos tocó lo positivo pudimos ver en Pippi:

  • Que es una persona responsable y ecologista. Tiende a ser flexible y trata de comportarse correctamente dependiendo del contexto en el que se halle y busca crear buena imagen. Es puntual con las citas que tiene, educada y agradecida, también es alegre, divertida, cariñosa, trabajadora, persistente, segura de sí misma, en definitiva tiene una autoestima alta. Cuando es necesario busca consolar a los demás y si es necesario sabe improvisar.

Los que buscaron la parte negativa de Pippi vieron:

  • Que Pippi tiene una gran falta de autocontrol y sentido común. No sabe comportarse en sociedad y es estrafalaria, egocéntrica, nerviosa, insegura, mal educatada, glotona, egoísta, sucia, tiene el autoestima baja. Tampoco es capaz de aceptar las reglas preexistentes.

Los dos grupos de trabajo vimos a una Pippi completamente diferente, porque cada  grupo buscábamos comportamientos en Pippi totalmente diferentes, esto mismo nos pasa a diario, cuando calificamos a una persona de buena persona sólo somos capaces de ver en ella las cosas buenas que hace y no lo malo y al contrario si calificamos a alguien de malo sólo nos fijaremos en lo negativo.

El ejercicio sirvió a la profesora para explicarnos como debemos tratar de ser neutrales y no clasificar inmediatamente  a las personas, al contrario debemos de ser capaces de ver  ambos aspectos de las personas,  para así poder trabajar bien con los usuarios que tengamos y poder tener una imagen más completa de ellos.

Os invito a hacer este ejercisio ya sea con el texto de Pippi o con otro, también es una actividad que se puede hacer en clase con los niños de secundaria y bachillerato.

 

 

Taller de emprendimiento social

Desde la Oficina de Atención a Estudiantes-Trabajo Social – UCM nos presentan un taller de dos horas sobre el emprendimiento social en la profesión de trabajo social:
“Como emprender en trabajo social y no morir en el intento”
El taller de carácter gratuito se realizará el 21 de Octubre en la Facultad de Trabajo Social ubicada en Somosaguas. Para más información pinchar aquí.

 

Día Internacional de la No Violencia – 2 de Octubre

El Día Internacional de la No Violencia se celebra cada año, el 2 de Octubre.  Desde el año 2007 se viene celebrando este día en el aniversario del nacimiento de Mahatma Gandhi.

La figura de Gandhi ha inspirado los movimientos de la No Violencia por los derechos civiles y de cambio de social, Gandhi fue quien por este medio guió a la nación India hacia su independencia de Gran Bretaña, la fe en este sistema de lucha no violenta acompaño a Ganhi durante toda su vida incluso cuando era víctima de situaciones opresivas y de gran dificultad.

Marcha de la Sal

Entre alguna de las acciones que se realizaron para conseguir esta independencia se encuentra la Marcha de la Sal en 1930, esta marcha fue un acto de desobediencia civil a la ley británica. En esa época la producción de la sal era un monopolio Británico en territorio indio y el precio de la sal se vio incrementado debido a un impuesto adicional. 12 de Marzo de 1930 Gandhi comenzó lo que más tarde se llamaría la Marcha de la Sal, anduvo 300 Km hasta llegar a la costa del Océano Índico el 6 de Abril de 1930, a lo largo de toda la caminata se le fue uniendo gente.

Cuando llegó a la costa se metió dentro del agua y cogió con sus manos agua, esto fue una manera de protestar contra las leyes que prohibían crear a cada uno su propia sal. El ejemplo fue seguido por todo el país, los ciudadanos de todas las castas comenzaron a coger agua a plena luz del día y a evaporarla. Debido a las leyes que había en contra de la producción propia de sal unos 60.000 indios fueron detenidos por ladrones de sal, Gandhi estaba entre los detenidos, los detenidos no opusieron ningún tipo de resistencia ante su arresto.

Nueve meses después Gandhi sería puesto en libertad junto con los demás detenidos, el virrey reconoció su impotencia al no poder aplicar la ley británica y las leyes contra la producción propia de la sal quedarían abolidas.

Gandhi creía que el uso de la violencia o el odio no ayudarían a la India para lograr la independencia por eso abogó siempre por métodos no violentos.

Definición de No Violencia

El principal principio de la no violencia o resistencia no violenta es el rechazo del uso de la violencia física con el fin de lograr o promover un cambio social o político, este método de acción ha sido usado en todo el mundo en campañas donde se buscaba un cambio en la justicia social.

En palabras de Gene Sharp en su publicación Las Políticas de la acción No Violenta:

«La acción No Violenta es una técnica por medio de la cual las personas que rechazan la pasividad y la sumisión, y que ven a la lucha como algo esencial, pueden llevar adelante sus conflictos sin violencia. La acción No Violenta no es un intento por prevenir o ignorar el conflicto. Es una respuesta al problema de cómo actuar efectivamente en política, especialmente cómo ejercer los poderes de manera efectiva».

No se debe confundir la No Violencia con el pacifismo, aunque ambos términos han sido usado como sinónimos, es a mediados del siglo XX cuando es adoptado el termino No-violencia por los movimientos que promueven el cambio social, estos movimientos no tenían su razón de ser en contra de las guerras.

La No Violencia busca disminuir el poder otorgado a los gobernantes, es el pueblo quien concede a un gobierno u otro el poder que este tiene.

Métodos de acción No VIolenta

Gene Sharp distingue 197 métodos de acción No Violenta y los clasifica en las siguientes categorías:

  • Métodos no violentos de protesta y persuasión:
    • Declaraciones formales.
    • Comunicaciones con un grupo más amplio.
    • Gestiones colectivas.
    • Actos públicos simbólicos.
    • Presiones sobre individuos/autoridades.
    • Teatro y música.
    • Procesiones
    • Homenajes a muertos.
    • Asambleas públicas.
    • Retiradas y reuniones.
  • Métodos de cooperación no social:
    • Ostracismo
    • No cooperación con eventos sociales, costumbres e instituciones.
    • Huida del sistema social.
  • Métodos de no cooperación económica. Boicots económicos:
    • Acciones de consumidores.
    • Acciones de trabajadores o productores.
    • Acciones de intermediarios.
    • Acciones de propietarios y directores.
    • Acciones de financieros.
    • Acciones por gobiernos.
  • Métodos de no cooperación económica. Huelga
  • Métodos de no cooperación política:
    • Rechazo a la autoridad.
    • No cooperación de ciudadanos con el gobierno.
    • Alternativas ciudadanas a la obediencia.
    • Acciones por funcionarios gubernamentales.
    • Acciones gubernamentales interiores.
    • Acciones gubernamentales internacionales.
  • Métodos de intervención no violentos:
    • Intervención psicológica.
    • Intervención física.
    • Intervención social.
    • Intervención económica.
    • Intervención política.

noviolencia-10

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑