Un campo muy importante en la educación es identificar a aquellos niños que presentan algún tipo de diversidad funcional. ¿Esto que significa? La diversidad funcional abarca todo aquel funcionamiento del desarrollo que no sigue una línea típica. Sabemos que el desarrollo de un niño debe presentar una serie de indicadores que nos permiten ver que todo va bien. Sin embargo, hay situaciones en las que, por diversas causas, el desarrollo sigue unas pautas distintas o va más lento de lo que debería ir. Este tipo de situaciones deben observarse a tiempo para poder dar la oportunidad de dar las herramientas necesarias para que esa diversidad no implique desadaptación.

Estas herramientas deben darlas SIEMPRE los expertos. Ante cualquier duda sobre el desarrollo de nuestros hijos o niños cercanos debemos siempre recurrir a expertos, ya que ellos sabrán cómo intervenir.

Estas situaciones no deben darnos miedo, ya que la investigación ha avanzado mucho y actualmente hay muchas respuestas que dar que ayudarán a estos niños a enfrentarse al mundo que los rodea, así como para ayudarles a entenderlo.

Además siempre hay que tener en cuenta que el niño, por muchas dificultades que tenga sigue siendo un niño y hay que tratarle como tal. Un niño con una dificutad concreta no se define como un niño X, si no como un niño CON X. No debe limitarse a un niño sólo por tener una característica que a nosotros nos parece limitante.

Os dejo también aquí el enlace a la página del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades dónde aparece una guía de indicadores del desarrollo y cuándo alertarse y acudir a expertos.

Aprenda los signos. Reaccione pronto: http://www.cdc.gov/ncbddd/spanish/actearly/milestones/index.html

 

 

Anuncios