Hoy 8 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Alfabetización, desde 1966 la ONU nos quiere hacer recordar todos los años la necesidad de la alfabetización de niños, adultos, sociedades y comunidades, y como para conseguirlo se debe realizar un esfuerzo colectivo que parta de cada uno de los individuos que conforman la sociedad.

La idea de celebrar este día se gestó en 1965 durante la Conferencia Mundial de Ministros de Educación en la que se trataba la Erradicación del Analfabetismo. Un año después la Conferencia General de la UNESCO proclama el 8 de septiembre como Día Internacional de la Alfabetización. En el año 2016, con motivo del 50 aniversario de esta primera celebración la UNESCO celebra un evento bajo el lema “Leyendo el pasado escribiendo el futuro”, en ella se analizaron los avances que se habían ido produciendo y cuales iban a ser los nuevos retos.

La alfabetización es uno de los objetivos que vienen reflejados en los Objetivos del Desarrollo Sostenible para el año 2030, este objetivo está enmarcado dentro del Objetivo 4: “Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”, por medio de este objetivo se busca que todos los niños y niñas aprendan a leer, escribir, conocimientos básicos de aritmética, acceso a una enseñanza técnica, profesional y superior de calidad; para ello es necesario que los docentes estén preparados y cualificados no sólo en el primer mundo sino también en aquellos países en vías de desarrollo.

En el año 2018, el lema elegido para este día es: “La Alfabetización y el desarrollo de competencias”:

A pesar del progreso realizado, los desafíos relacionados con la alfabetización persisten y, al mismo tiempo, las demandas de competencias requeridas para el trabajo evolucionan rápidamente. Este año, el Día de la Alfabetización analiza y destaca enfoques integrados que simultáneamente pueden apoyar el desarrollo de la alfabetización y las competencias, para finalmente mejorar la vida y el trabajo de las personas y contribuir a sociedades equitativas y sostenibles. (UNESCO, 2018)

Anuncios